Creo en la inocencia “judicial” del coronel (r) Plazas Vega

Esta semana la Corte Suprema de Justicia absolvió al coronel ® Plazas Vega.

No
justifico las acciones del coronel ®, pero creo que la responsabilidad
debe recaer en sus superiores y que a su vez, estos deben tener un
juicio en igualdad de condiciones que los guerrilleros protagonistas de
la toma del Palacio de Justicia.

Foto: ElTiempo.com

Creo
que el proceso del coronel ® ha sido usado como distractor mediático
para calmar a los familiares de las víctimas, más que un medio para
encontrar la verdad y la justicia.

En cuanto al caso, tengo dos lecturas:

  1. Si
    dentro del ejército nunca le hicieron juicio por el uso desmedido de la
    fuerza; es porque la cúpula, incluyendo al expresidente Belisario
    Betancourt, lo ordenó (directamente) o lo aprobó (indirectamente).  Dado
    que en el ejército hay unas líneas de mando, debe ser la cúpula la que
    responda ante la “omisión” del juicio interno a Plazas Vega y la
    consecuente aceptación de responsabilidades por parte de ellos.
  2. Las
    Cortes deben ofrecer tanto a los militares implicados como al
    expresidente un juicio de reparación y verdad sin condenas, al igual que
    a los guerrilleros del M-19.  Seamos sinceros, la historia sería
    diferente si este grupo insurgente no intenta tomarse el palacio.

Considero
que es poco justo que los guerrilleros que iniciaron la situación hoy
puedan ser candidatos a la presidencia (o alcaldes de Bogotá), mientras
que los exmilitares y el expresidente duermen intranquilos por el miedo
al juicio y los familiares de las victimas sigan sin conocer la verdad;
tan solo por una falta de equilibrio en la justicia aplicada entre los
dos bandos que chocaron ese fatídico día.

via Tumblr http://ift.tt/1NvORPP

Venezuela al borde de una guerra civil

A
pesar de que la oposición ganó la mayoría política, Maduro aún cuenta
con el apoyo de cerca del 30% de los Venezolanos, las fuerzas armadas y
el control de los medios.

La
izquierda en Latinoamérica está perdiendo terreno por el disgusto que
sus prácticas han generado en el electorado. Básicamente:

  1. Ha
    gastado muchos recursos en capitalizar (es irónico, ¿no?) el apoyo
    popular  de las clase baja a través de subsidios, a las clases media y
    alta las ha ignorado por tratarse de una minoría. El verdadero propósito
    ha sido amasar un poder político que les permita (de manera legal)
    imponer el socialismo a todo el estado.  Esto finalmente ha aumentado
    conceptualmente la diferencia entre clases.
  2. Al
    querer “corregir” todo el sistema en el menor tiempo posible, han
    abusado de su poder político (ver punto 1), cuyo resultado han sido
    leyes incompletas que luego deben resolver por medio de la improvisación
    (su gran pecado).

No me atrevo a opinar si el socialismo
es bueno, malo o conveniente para Latinoamérica, pues requeriría de un
gran estudio (como mínimo una especialización).  Sin embargo, sus
representantes latinoamericanos se han destacado por ser fanáticos antes
que estadistas.

En
el caso de Bogotá (la capital de Colombia), la tradición de derecho del
país ha permitido una correcta transición, sin embargo, el candidato
ganador (Peñaloza, de Centro, Centro-derecha o Derecha) no ha perdido
oportunidad para hablar mal del Alcalde saliente (Petro).

En
el caso de Argentina, Cristina está haciendo una maratón de artículos y
proyectos para dejar comprometido al siguiente gobierno.  Cuando el
entrante gobierno intente “corregir” algunos temas, generará descontento
que le hará perder la insipiente mayoría con que ganó.

En
el caso de Venezuela, aunque queda claro que Maduro ya no cuenta con el
apoyo de la mayoría, aún es respaldado por más 30% de la población y
por el ejército en pleno.  De esta forma, todavía tiene mucho apoyo y
puede imponerse con el uso de la fuerza militar, insinuaciones que ha
venido haciendo desde noviembre.  El caso de Venezuela es grave pues
iniciaría una guerra civil dentro del país, pues recordemos que Chávez
se encargó desde hace varios años de armar a la población civil (a los
chavistas) para la defensa de la revolución.

via Tumblr http://ift.tt/1SRgpk8

La guerra también ha tocado a mi familia

Mi familia no ha estado exenta del flagelo de la violencia, quienes nos conocen saben que no tenemos ningún puesto importante, pero aún así de forma muy humilde y honrada cada generación se ha empeñado en aportar a la paz.

Durante la juventud mi bisabuela vio cambiar su mundo cuando la guerra alcanzó al olvidado pueblo donde vivía.  A pesar de ser analfabeta sintió una fuerte necesidad de ayudar a la patria.  Con el corazón destrozado y una firme convicción envió a mi abuelo al ejercito, donde a este joven campesino le arrebataron su inocencia, pues en aquel momento la única regla del conflicto para ambas partes, era ser muy crueles y despiadados con el enemigo.

Al culminar mi abuelo su servicio militar, la familia decidió pelear por Colombia desde otro frente, desde el salón de clases, convirtiéndose en educadores y diseminándose por la geografía del país.  Esta sería después una profesión de alto riesgo, por ahí dicen que “la pluma es mas poderosa que la espada”.  Por ejemplo, mi madre en San Vicente del Cagüán y mi tío Leibman en el Urabá, arriesgaban todos los días su vida, pues con cada joven educado le robaban un combatiente a la guerrilla y a los paramilitares (convivir).

Por su parte mi abuela comentaba como los niños con los que jugué entre mis 2 y 5 años en el barrio San Vicente de Paúl de la ciudad de Medellín, pronto fueron reclutados por un nuevo actor armado, el narcoterrorismo.  A pesar de que algunos lograron sobrevivir a esta oscura época, el veneno de la droga los consumió.

Ha llegado mi turno para hacer algo por el país como lo ha hecho mi familia desde que inició esta guerra, quizás no sea un acto tan valiente como el de ellos, pero es muy importante y decisivo; votaré por la paz.

via Tumblr http://ift.tt/1ieMKOy

El Canal de Panamá, su descuidada planificación tiene en vilo el proyecto

El problema de las obras suspendidas de la Ampliación del Canal de Panamá por unos sobrecostos no previstos por el aumento del precio del cemento,  nos permite ver que hubo un grave problema de planificación y estructuración del proyecto. 

La improvisación y el descuido (que parece ser el origen de este caso) son los principales enemigos de la salud de un proyecto sin importar su tamaño y es que la rueda ya está inventada, metodologías para la gestión de los proyectos hay por montones, y la mas aceptada es la propuesta por el PMI (Project Management Institute) en su PMBOK (la guía para la administración de proyectos) recopila una serie de pasos precisos para la GESTIÓN DE COSTOS en su capítulo 7 y la GESTIÓN DE RIESGOS en el capítulo 11.

El descuido no siempre es una falencia del Director de Proyecto (o proyectista), también es una responsabilidad del Dueño del Producto o Cliente, quien muchas veces se decanta por la propuesta mas barata y hay profesionales que están dispuestos a presentar propuestas que hagan las veces de Caballo de Troya y consigan la firma de un contrato, otros sin embargo están dispuestos a sacrificar la calidad del producto con estudios, materiales o recursos baratos como probablemente sucedió en el desastre del Edificio Space en Medellín Colombia.  Según Jorge Claro, consultor con más de 35 años de experiencia formulando políticas de contratación y miembro de la consultora británica International Governance and Risk Institute (GovRisk), recomienda “tener siempre precios de referencia sobre el costo de las obras y no aceptar ofertas demasiado bajas”.  En este momento, los Gestores del Proyecto han presentado una nueva propuesta con precios ajustados y seguramente mas acertados que el plan original, pues el avanzado estado de las obras les dan oportunidad de presionar sin temor a perder la licitación.

No solo hay perdidas en este proyecto por el cese de actividades y el material expuesto a la interperie, Panamá se arriesga a perder entre 300 y 400 millones de dólares al año si no continúa la megaobra y se suman las reclamaciones del Sindicato de trabajadores (Suntracs) que exige el pago del tiempo en cese; razones que alientan para que la entidad estatal ACP (Autoridad del Canal de Panamá) asuma el control del proyecto que se encuentra en el 65% de ejecución (y ya han entregado el 91% de los anticipos) y por ende ya no es atractiva para ninguna constructora.

Por su parte, expertos, proponen vigilar las actividades del Grupo Unidos por el Canal (GUPC), consorcio a cargo de la ampliación del canal, en otras latitudes. Este conglomerado está conformado por Sacyr Vallehermoso, Impregilo, Jan De Nul y Constructora Urbana S. A. Las tres primeras tienen negocios en Colombia, por ejemplo,

  • Sacyr está precalificado en 11 de las nuevas concesiones viales y fue recientemente ganador de la licitación del Fondo de Adaptación para construir dos puentes vehiculares entre Málaga y Los Curos, en Santander, por 40 millones de dólares.
  • Jan de Nul tiene la construcción del Puerto Aguadulce en Buenaventura por 400 millones de dólares.  está en uno de los consorcios precalificados para la concesión del río Magdalena, y anteriormente participó en dragados en el Puerto de Barranquilla y Buenaventura.
  • Impregilo ha sido una de las grandes constructoras del potencial hidroeléctico, tiene obras en las represas de Ituango, el Quimbo e Hidrosogamoso, y participó en la contrucción de Chivor y Betania, así como en el Túnel de Occidente, en Antioquia.  Actualmente encabeza el consorcio Yuma, que construye el tramo III de la Ruta del Sol, y el contrato del tranvía de Medellín con la constructora española OHL. Está precalificada para los proyectos de la carretera Mulaló-Loboguerrero, la vía Girardot-Puerto Salgar y la Perimetral de Oriente de Cundinamarca. La presencia de Impregilo en Colombia se remonta a 1996, cuando entró a la realización del proyecto hidroeléctrico de Guatapé.

Luis Fernando Andrade, presidente de la ANI, afirmó que, dependiendo de lo que suceda en Panamá, la situación para estas compañías en Colombia se complicaría para ganar proyectos, ya que les sería difícil obtener una póliza de cumplimiento y créditos bancarios, claves para que la propuesta económica sea tenida en cuenta por la entidad.

Fuente imagen: http://ift.tt/1eaxhf9

via Tumblr http://ift.tt/1eaxhfb