El Canal de Panamá, su descuidada planificación tiene en vilo el proyecto

El problema de las obras suspendidas de la Ampliación del Canal de Panamá por unos sobrecostos no previstos por el aumento del precio del cemento,  nos permite ver que hubo un grave problema de planificación y estructuración del proyecto. 

La improvisación y el descuido (que parece ser el origen de este caso) son los principales enemigos de la salud de un proyecto sin importar su tamaño y es que la rueda ya está inventada, metodologías para la gestión de los proyectos hay por montones, y la mas aceptada es la propuesta por el PMI (Project Management Institute) en su PMBOK (la guía para la administración de proyectos) recopila una serie de pasos precisos para la GESTIÓN DE COSTOS en su capítulo 7 y la GESTIÓN DE RIESGOS en el capítulo 11.

El descuido no siempre es una falencia del Director de Proyecto (o proyectista), también es una responsabilidad del Dueño del Producto o Cliente, quien muchas veces se decanta por la propuesta mas barata y hay profesionales que están dispuestos a presentar propuestas que hagan las veces de Caballo de Troya y consigan la firma de un contrato, otros sin embargo están dispuestos a sacrificar la calidad del producto con estudios, materiales o recursos baratos como probablemente sucedió en el desastre del Edificio Space en Medellín Colombia.  Según Jorge Claro, consultor con más de 35 años de experiencia formulando políticas de contratación y miembro de la consultora británica International Governance and Risk Institute (GovRisk), recomienda “tener siempre precios de referencia sobre el costo de las obras y no aceptar ofertas demasiado bajas”.  En este momento, los Gestores del Proyecto han presentado una nueva propuesta con precios ajustados y seguramente mas acertados que el plan original, pues el avanzado estado de las obras les dan oportunidad de presionar sin temor a perder la licitación.

No solo hay perdidas en este proyecto por el cese de actividades y el material expuesto a la interperie, Panamá se arriesga a perder entre 300 y 400 millones de dólares al año si no continúa la megaobra y se suman las reclamaciones del Sindicato de trabajadores (Suntracs) que exige el pago del tiempo en cese; razones que alientan para que la entidad estatal ACP (Autoridad del Canal de Panamá) asuma el control del proyecto que se encuentra en el 65% de ejecución (y ya han entregado el 91% de los anticipos) y por ende ya no es atractiva para ninguna constructora.

Por su parte, expertos, proponen vigilar las actividades del Grupo Unidos por el Canal (GUPC), consorcio a cargo de la ampliación del canal, en otras latitudes. Este conglomerado está conformado por Sacyr Vallehermoso, Impregilo, Jan De Nul y Constructora Urbana S. A. Las tres primeras tienen negocios en Colombia, por ejemplo,

  • Sacyr está precalificado en 11 de las nuevas concesiones viales y fue recientemente ganador de la licitación del Fondo de Adaptación para construir dos puentes vehiculares entre Málaga y Los Curos, en Santander, por 40 millones de dólares.
  • Jan de Nul tiene la construcción del Puerto Aguadulce en Buenaventura por 400 millones de dólares.  está en uno de los consorcios precalificados para la concesión del río Magdalena, y anteriormente participó en dragados en el Puerto de Barranquilla y Buenaventura.
  • Impregilo ha sido una de las grandes constructoras del potencial hidroeléctico, tiene obras en las represas de Ituango, el Quimbo e Hidrosogamoso, y participó en la contrucción de Chivor y Betania, así como en el Túnel de Occidente, en Antioquia.  Actualmente encabeza el consorcio Yuma, que construye el tramo III de la Ruta del Sol, y el contrato del tranvía de Medellín con la constructora española OHL. Está precalificada para los proyectos de la carretera Mulaló-Loboguerrero, la vía Girardot-Puerto Salgar y la Perimetral de Oriente de Cundinamarca. La presencia de Impregilo en Colombia se remonta a 1996, cuando entró a la realización del proyecto hidroeléctrico de Guatapé.

Luis Fernando Andrade, presidente de la ANI, afirmó que, dependiendo de lo que suceda en Panamá, la situación para estas compañías en Colombia se complicaría para ganar proyectos, ya que les sería difícil obtener una póliza de cumplimiento y créditos bancarios, claves para que la propuesta económica sea tenida en cuenta por la entidad.

Fuente imagen: http://ift.tt/1eaxhf9

via Tumblr http://ift.tt/1eaxhfb

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s